ASHRAM GURU RAM DAS
CENTRO CULTURAL DE KUNDALINI YOGA

MISIÓN: A través de las enseñanzas del Maestro Yogi Bhajan Kundalini Yoga, meditación y un estilo de vida saludable, crear las condiciones necesarias para que tengas una transformación real desde tu interior; que el amor, el servicio, la pureza de mente y corazón estén siempre presentes en cada momento.

Fomentar y promover a cada individuo una visión clara, sana y responsable de la experiencia de la realidad, otorgando a los individuos las herramientas para encontrar y llevar a cabo el sentido más beneficioso en la vida: el servicio a los demás, transformar nuestra mente, que tiene el hábito de enojarse, apegarse, y sufrir altibajos, por una que tenga sólo pensamientos de sabiduría y compasión.

Queremos transformar este cuerpo sujeto a enfermedades y envejecimiento en un cuerpo sano, lleno de luz que puede servir a todos los seres y alcanzar su evolución plena y estado de iluminación

FILOSOFIA: Mantenerte en armonía en tu mente, cuerpo y emociones.

El ASHRAM GURU RAM DAS CENTRO CULTURAL DE KUNDALINI YOGA tiene por misión sostener el espacio de la meditación en Guru Ram Das y ofrecer un lugar de retiro para aquellos que vienen buscando condiciones propicias para su propia transformación interior.


Generalmente las personas que padecen depresión, problemas con adicciones, tristeza, sienten la necesidad de encontrar métodos alternativos como lo es el Yoga, la vida en comunidad espiritual, el ejercicio y el servicio, como para reencontrarse en una vida sana, sagrada y feliz.

Por otro lado lo que es la columna vertebral del ashram es la práctica diaria en horas ambrosiales, de yoga, meditación y cantos de manteas (Sadhana)

Como disciplina formativa se imparten clases de Kundalini Yoga, yoga para mujeres embarazadas, así como talleres especiales, diplomados para formar instructores de kundalini yoga y terapias.

Los interesados en participar de la vida del ashram pueden venir a vivir al ashram un periodo de 40 días. Según el caso, los que viven en el ashram siguen con su vida profesional y ocupaciones diarias. En casos extremos de desintoxicación, se les pide que no salgan, pero depende de su compromiso personal y las puertas siempre están abiertas.